Top 5 Noviembre

Disrupción en gran consumo
November 2014

1. El afeitado digital por suscripción 

En esto pensaron Michael Rubin y Mark Levine, creadores de Dollar Shave Club, un nuevo modelo de negocio de cuidado masculino por suscripción. Así lo cuenta Michael:

Este modelo de negocio soluciona dos problemas: en primer lugar, ofrece un producto de calidad a un precio asumible (problema que habían detectado sus fundadores y de la que es fruto este club) y, en segundo lugar, facilita al cliente su compra a través del envío a domicilio. Desde un dólar al mes hasta 9, es lo que una persona puede pagar por sus productos, dependiendo siempre del uso de la cuchilla y de su frecuencia de afeitado.Además del producto estrella, sus fundadores están extendiendo su línea a productos relacionados con el cuidado personal masculino. ¿Cómo funciona el club? Como todo club, tienes que hacerte miembro. Una vez que perteneces a él, seleccionas los productos que necesites y realizas la compra. En unos días, el pedido llegará a tu domicilio listo para ser usado. ¡Fácil y sencillo!

dollar-shave-club

2. ¿Soy yo o son los sujetadores? 

Un día, Michelle Lam y Aarthi Ramamurthy, ex empleadas de Microsoft, decidieron unir sus fuerzas para fundar True & Co., empresa que ha desarrollado un sistema en línea para encontrar el sujetador perfecto por medio de un algoritmo científico.

emprendedoras

Lo curioso de este caso es cómo se detecta la necesidad y el proceso de ideación para dar con la solución. Seguro que más de una mujer se siente identificada. Tras la prueba de más de 30 sujetadores, un par de horas de frustración y un enfado considerable, la pregunta que le vino a la cabeza a Michelle fue ¿el problema soy yo y la forma de mi cuerpo o es que los sujetadores están mal hechos? Entonces, se le ocurrió comprar 500 sujetadores y pedirles a sus amigas y conocidas que pasaran por su casa a probarse los modelos a cambio de un poco de champagne y sushi. Les hizo una serie de preguntas y a partir de ahí, todo tuvo un poco más de sentido. El problema claramente era el producto. De aquí nace True & Co. La página web usa la información proporcionada por el cliente en un cuestionario, para determinar la forma y tipo de sujetador que puede encajar con la clienta. Las preguntas van orientadas a conocer la forma del seno y las preferencias de marca de sujetador. Después, el algoritmo presenta una lista de opciones potencialmente buenas. La marca envía varias propuestas y algunas alternativas elegidas por las fundadoras, de las cuales, la clienta selecciona en su casa la que mejor se ajuste y devuelve aquellas que no quiera. Sin duda, un servicio centrado en las personas y en sus necesidades verdaderas.

true 1
photo-37

3.Revolución en la industria de las ópticas en EEUU 

Comprar gafas implica ir a una tienda, probarte unos cuantos diseños, dejar que te asesoren y, si hay suerte y no te asustas del precio, comprar un par. Warby Parker, un retail nacido en 2010 dedicado a la óptica, cree que hay otra manera. Con tan sólo 14 tiendas y una página web, está ofreciendo una experiencia de compra diferente en la industria de las ópticas en varios sentidos. Diseñan y producen las monturas en Asia, ajustan márgenes y venden diseño a un precio inferior, reduciéndolo a más de la mitad en relación a las grandes multinacionales que venden monturas. Además, al igual que True & Co., la marca ofrece la oportunidad de probar varios modelos en casa y elegir el que más te guste gracias a su programa Home Try-on. También tienes la posibilidad de utilizar su probador virtual (“My Virtual Mirror”) que te permite elegir una montura y verla en pantalla en una foto tuya tomada por tu webcam, PC o Facebook. Para los más tímidos, hay modelos a los que les puedes probar cada montura y ver cómo sería el resultado.

warby

Y para rematar, Warby Parker, además de innovador, está socialmente comprometido. A través de “Buy a pair, give a pair”, la marca dona un par de gafas a ONGs por cada par que venden a consumidores finales. Este verano, la marca asegura haber alcanzado las 500.000 gafas distribuidas a 36 países subdesarrollados.

mainbillboard_1

En definitiva, una marca potente, un concepto diferencial y un modelo de servicio innovador, que pone peligro a las ópticas de toda la vida, aún con plataformas online muy primitivas y modelos de negocio demasiado tradicionales. 

4.El supermercado de todo a 1,5€ se instala en España 

Las tiendas de todo a 100 tienen muchos años de trayectoria, pero recientemente ha llegado a España un nuevo modelo de negocio que no tiene otra intención que crecer. Se trata de pequeños supermercados con precios fijos para todos los productos (1,5€), y no de bazares en los que te encuentras desde sillas de la playa a platos o material escolar. Esta es la propuesta del grupo británico Poundland para introducirse en España. La compañía, que opera con la marca Dealz, ha abierto recientemente en Madrid su tercera tienda tras la inauguración en julio de dos comercios en Torremolinos y Alicante. Dealz vende cerca de 3.000 referencias en 17 categorías, todos productos de primeras marcas y todo a 1,5€. ¡Suena bien!

articulos-253502
dealz-7

Tal y como asegura su director general para España, Álvaro Villamizar, "Los españoles se pasaron a la marca blanca por cuestión de precio. Pero creemos que lo que el consumidor quiere es poder volver a sus marcas de siempre. Por eso creemos que tenemos una oportunidad enorme de desarrollo aquí". Y bien, ¿Dónde está el truco? Productos más pequeños y trabajar con menos referencias que el resto de supermercados, lo que les permite jugar con márgenes de venta reducidos. A esto se le suma el horario de apertura (de 9 de la mañana a 12 de la noche, y todos los domingos del año) lo que le hace convertirse casi en un “chino” más, compitiendo con los famosos “abiertos 24 horas”. 5.La colmena que dice sí Esta es la traducción del nombre de la empresa francesa La Ruche Qui Dit Oui, que ofrece a granjeros y agricultores una plataforma para vender productos directamente a los consumidores, sin tener que depender de intermediarios tradicionales para su distribución y comercialización.

Su funcionamiento es singular: se crean “colmenas” de productores y consumidores, que cada semana se reúnen en un lugar para conocerse y comprar los productos de una forma más personal. Para ello, debe haber un responsable de colmena que encuentre un local espacioso y de fácil acceso; reuna, organice y coordine una comunidad de miembros y productores; organice ventas online cada semana; articule las distribuciones de los productos y fomente la colaboración con las colmenas de los alrededores. Su remuneración será del 8,35% del volumen de negocio que obtiene el productor (excluidos los impuestos).

20140924_195607

Su ventaja competitiva es precisamente que la experiencia de compra pasa por conocer personalmente a agricultores y ganadores, lo que le da un valor añadido al producto. En España, “La colmena que dice sí” tendrá que verse las caras con competidores de la talla de Saborplace, Huertalis, Directo del Campo e incluso Mumumío. La empresa cerró hace meses su segunda ronda de financiación de 1,5 millones de euros y desembarcó en España, Alemania y Reino Unido en junio. En Francia y Bélgica este modelo está ya extendido y existen alrededor de 400 colmenas. Veremos cómo evoluciona en España en los próximos meses

Carmen Castillo
Consultant