Square Wallet: R.I.P

May 2014

En estas páginas solemos escribir acerca de productos que nos gustan y que ven la luz. Esta vez vamos a hablar de uno que nos encanta y que acaba de morir. Square Wallet era la solución más elegante, human-centric y disruptiva en pagos digitales que hemos visto hasta hoy. Como consumidor, nos parecía una delicia que bastara con descargar la app, entrar en una tienda, coger lo que uno quisiera, ir a la caja, que el tendero verificase en su terminal (un tablet) tu fotografía (la mejor medida de seguridad), y que el pago se cargase a una tarjeta de crédito o débito. El tendero a su vez disfrutaba de analítica y shoppper insights en base a la data que recogía Square de actividad de ventas, tráfico, stock etc. Square Wallet hacía irrelevante un montón de cosas: tener que llevar tarjetas de crédito en la cartera y sacarlas para pagar, sacar el móvil y pasarlo por un terminal, la necesidad de llevar efectivo, los terminales de pago (e.j. Ingenico), complejos sistemas de seguridad en las tarjetas SIM de los móviles etc. Todo esto está muy bien, pero hace pocos días Square desenchufó Wallet. No había suficientes tiendas que hubiesen adoptado la solución, ni siquiera en San Francisco, la cuna de la firma fundada por uno de los fundadores (ex-CEO) de Twitter, Jack Dorsey. Como nos decía Nicolás Moya, de Bankinter, en nuestro white paper del sector financiero, una cosa es tener un producto para pagos, otro que la tasa de adopción sea la esperada (y lo decía por propia experiencia). Y al final Square Wallet, por muy bien diseñado que estuviera, no ha conseguido masa crítica con comercios. Así de simple. Podía haber sido el estándar que todos andan buscando pero nadie encuentra, ni bancos, ni telecos, ni redes de pago.

Jaime Martín
Founding partner & CEO