La revolución de Ripple Labs

September 2014

Ripple es un sistema de código abierto (open-source) que permite pagos instantáneos y de muy bajo coste en cualquier moneda - incluyendo dólares, yenes, euros, bitcoins e incluso puntos de fidelización. Ripple ha sido creada por Ripple Labs - una startup de 64 empleados expertos en criptografía y seguridad de redes basada en San Francisco que cuenta con inversores tan fuertes como Google Venture o IDG Capital Partners. Gracias a Ripple, realizar una transacción es tan fácil como enviar un email. El ideal de Ripple pasa por crear una comunidad y una red que permita evolucionar el sector financiero mediante sistemas de pago abiertos, seguros y globalmente inclusivos. Actualmente, el principal uso que se hace de Ripple es para cambio de moneda. A un nivel más técnico, Ripple consiste en un nuevo protocolo de internet que permite realizar transacciones financieras de forma rápida y segura gracias a su encriptación y medios de verificación del pago, con menores costes. De la misma forma que el protocolo HTTP permitió crear y compartir páginas web y el protocolo SMTP, enviar correos por internet, el protocolo creado por Ripple, el RTXP, permite realizar transacciones financieras por internet. Ripple, además de un protocolo, cuenta con su propia moneda virtual que permite dar estabilidad a la red y añadir una capa adicional de seguridad a la misma ya que existe una cantidad fija de “Ripples” en la red y los usuarios emplean sus Ripples para pagar por servicios como tener una cuenta, una oferta abierta o pagar las tasas de una transacción. De este modo se evitan operaciones masivas para desestabilizar el sistema. La invención del protocolo RTXP, accesible a cualquier persona de forma gratuita, facilita hacer negocios por internet. Aunque para que ello sea posible a nivel masivo, el reto de Ripple pasa por que este nuevo protocolo sea adoptado como estándar por una gran comunidad. ¿Lo conseguirán? Hemos charlado con Greg Kidd, Chief Risk Officer de Ripple Labs sobre éste y otros asuntos:

greg
1.¿Cómo nació la idea de Ripple? 

 Algunos miembros de la comunidad Bitcoin, con experiencia en criptografía, se dieron cuenta de que detrás de Bitcoin, más que una moneda digital, se abría la posibilidad de utilizar la tecnología y aplicarla para generar nuevas formas de intercambio de bienes. Querían crear una infraestructura comparable a la que permite compartir archivos en internet (música, películas, etc.) con el fin de cambiar radicalmente la manera en la que se compran y venden divisas. 

2.Ripple reduce la fricción del sistema, ¿puedes explicarnos como se reducen los costes de transacción en comparación a los sistemas de pago actuales? 

 Actualmente cada banco tiene su propio ‘libro de balance’ en que fija automáticamente las posiciones de todos y cada uno de sus clientes. Esto dificulta la habilidad de traspasar dinero entre instituciones (dentro y fuera de un país) ya que requiere la intermediación de terceros y de alguien que verifique cuánto dinero tiene cada quién– esa autoridad la tiene la Reserva Federal en Estados Unidos. Ripple emplea un ‘único libro de contabilidad gigante’, al que todo el mundo puede acceder, que contiene las cantidades que cada institución (y sus clientes) tiene en las diferentes monedas. Lo curioso es que nadie está a cargo de este libro ya que es un protocolo, un servicio público que todo el mundo puede usar. Como todo está en un único libro de contabilidad cuando el dinero se mueve todo es muy simple y muy rápido porque no tiene que ir a través de múltiples sistemas bancarios. Como el sistema es un protocolo (una especie de forma de hablar, como el email de internet) es gratuito conectarse a él y no hay que pagar por su uso. 

3.Existen algunos puntos de entrada al sistema en los que la moneda física (entendida como moneda en el circuito tradicional, por ejemplo un depósito bancario) se convierte en moneda digital (es decir, moneda intercambiable a través de Ripple). Entendemos que en estos puntos existe fricción y por lo tanto coste, ¿cómo se consigue que Ripple sea gratuito para el usuario? 

 Nosotros no cobramos por el uso de nuestra red. Nuestra misión es asegurarnos que cualquier transacción, implique o no cambio de moneda, se haga siempre al menor coste disponible por los actores del sistema Ripple. Los Gateways (las puertas que conectan el mundo físico con la red Ripple, como bancos, empresas de remesas, startups, comercios minorista, etc.) pueden tener la política de cobros que quieran para viabilizar su negocio, lógicamente. En realidad, el usuario no tiene que tener un Gateway para tener valor en el sistema porque si quiere puede operar en XRPs (la moneda digital creada por Ripple).

4.¿Cuál es el mayor reto que Ripple tiene por delante? ¿De qué factores depende el éxito de Ripple y qué tal lo estáis haciendo hasta ahora? 

 Nuestro principal reto es construir una extensa red que adopte el protocolo de Ripple. Para ello, primero debemos superar las barreras normativas ya que Ripple es un concepto muy nuevo para los reguladores, acostumbrados a sistemas cerrados, y que necesitan educarse sobre sistemas de internet abiertos. Hoy día conseguir licencia para operar en moneda digital es un problema, especialmente en Estados Unidos. Recientemente el estado de Nueva York ha sacado una nueva ley que permite operar en moneda digital. Estamos intentando lanzar pilotos en regiones pequeñas en Reino Unido, donde se permitan operaciones de hasta 2000 euros. En segundo lugar, debemos saber transmitir a nuestros potenciales socios los beneficios de Ripple, ya que su principal preocupación es también entender el concepto y la nueva forma en la que hacemos los pagos. Es por ello que primero intentamos atacar empresas ya educadas en estos conceptos: bien porque emiten monedas digitales como Bitcoin o bien porque permiten pagar en una moneda digital como algunas asociaciones de tarjetas Visa Débito como la japonesa shiftpayment.com. Nuestra actividad comercial está organizada en torno a un equipo de innovación, que ayuda a Gateways de reciente creación a entender el software, implementarlo y ponerlo en marcha dentro de su modelo de negocio; a esto le sumamos un equipo de desarrollo de negocio que colabora con empresas más establecidas como bancos o empresas de envío de remesas y también con startups como FIDOR Bank y sistemas de pago como Astropay, que recientemente han implementado el protocolo Ripple. 

5.¿Quién puede quedar fuera de juego si Ripple acaba extendiéndose? 

 Nosotros conseguimos que las transacciones sean mucho más rápidas y baratas que en las redes tradicionales. Por ejemplo, si un inmigrante en los EEUU quiere enviar pesos a su familia en Guatemala puede ir a Western Union, donde pagará un porcentaje de la transacción en tasas. Nosotros no desintermediamos a Western Union, puesto que esta empresa puede conectarse a Ripple para ofrecer a sus clientes servicios más eficientes. Pero si no lo hace, podría darse el caso en el que surjan empresas en el sector de remesas que aprovechen nuestra plataforma para ganar una ventaja competitiva en costes. Lo mismo se puede decir de los bancos: los que apuesten antes en unirse a protocolos digitales tomarán la delantera respecto a su competencia. 

6.¿Quiénes son o serán los principales competidores de Ripple? 

 Las empresas que emiten y gestionan monedas digitales, como Bitcoin, no son competidores porque sólo permiten operar en una única moneda. Cada vez que quieres convertir tu dinero a otra moneda necesitas ‘un puente’ y Ripple es ‘ese puente’. Para ser un competidor en este mercado debes de ser neutral: empresas como Google, Amazon o Apple no usarían nunca un sistema de pago del otro porque compiten entre ellos y no confiarían en su transparencia. Una empresa que podría está pensando crear un sistema equiparable al nuestro es Stripe, tienen conocimiento y están más capitalizados que nosotros. 

7.¿Existe algún atajo para renovar los sistemas estándares actuales? 

 Los bancos centrales de países más pequeños, por ejemplo, países de África o de Europa del Este son más progresistas y tienen estructuras reguladoras más simples por lo que son más proclives a adoptar antes el protocolo de Ripple para operar en monedas digitales y convertirse en pilotos para que el sistema se extienda a otros países. Para finales de año esperamos que se aprueben licencias para operar en Bitcoins en Europa y podamos demostrar que somos competitivos y fiables. 

8.¿Qué cambios de paradigma esperas ver en el sector financiero en la próxima década? 

Por un lado, los inversores sofisticados querrán tener más y mejor control de su dinero de una forma consolidada – haciendo quizá bypass a las entidades tradicionales - y querrán operar especialmente desde el teléfono móvil. Por otro lado, las personas no bancarizadas actualmente, que pagan altas tasas cada vez que mueven activos o entran en el ‘sistema’ puntualmente, van a tener acceso a un nuevo grupo de operadores que vienen de fuera del sistema bancario tradicional, que ofrecerán acceso a muchos servicios, más rápidos y más baratos. Los mayores cambios se darán en lo más alto y lo más bajo de la pirámide.

9.Por último, dinos el nombre de 3 startups que te gusten, sin importar de qué sector sean. 

 ‘Authy’ (fundada por un colombiano) que refuerza el nivel de seguridad de tu teléfono móvil añadiendo una doble capa de autentificación de una manera sencilla para el usuario y eficiente para los operadores y empresas de internet; el concepto de ‘Stripe’ que propone una API que permite a los desarrolladores saltarse la interacción con el banco o las empresas de tarjetas de crédito; y finalmente ‘Uber’ que conecta personas que necesitan desplazarse con otras que tienen coche sin pasar por ningún intermediario y además facilita el pago sin necesitar efectivo. Mi visión del futuro es usar conceptos como ‘Uber’, con los que no “tocas” el dinero, conectados con sistemas financieros digitales (Ripple) y haciéndolos seguros con empresas como ‘Authy’.

Eduardo Gómez
Consultant