La importancia de la gestión de ideas para el éxito empresarial (3 de 5)

Pautas y consejos para la fase de inspiración.
June 2016

Durante los últimos dos meses hemos profundizado en los diferentes aspectos a tener en cuenta para implementar un buen proceso de gestión de ideas y los beneficios que esto aporta a las corporaciones. En esta entrega hablaremos de un elemento que juega un papel fundamental en los procesos de innovación pero que a menudo estáinfravalorado: la fase de inspiración.

 

4. La fase de inspiración

Esta fase,cuyo título puede resultar incluso bohemio, es sin embargo de gran importancia.Sentarse delante del ordenador a generar ideas o tener una sesión de brainstorming sin información que nutra la actividad, en rara ocasión proporcionará ideas de calidad. Sabemos que el ritmo en las empresas es trepidante,y que muchas veces se trabaja con el tiempo en contra, pero en proyectos de innovación esta fase no se puede pasar por alto. Es importante no solo recopilar información, sino ser capaz de sintetizarla con la intención de inspirar nuevas soluciones.

 

A menudo las ideas surgen de las propias opiniones delos empleados, managers o directores en vez de estar ancladas en insights procedentes de la investigaciónprevia. Aunque estosea común, no debería ser la principal fuente de inspiración. Tampoco lo es noaportar ninguna información para que los empleados sean capaces de generar nuevasideas. Por ejemplo, si una persona trabaja durante 10 años en la misma empresa,desarrollando el mismo tipo de producto y no recibe información nueva a la horade generar ideas, llega un momento que incluso las ideas basadas en opiniones dejande fluir. También sucede al contrario pero con el mismo resultado. A veces selleva a cabo la fase de investigación para inspiración, se hacen entrevistas, focus groups, se adquiere documentaciónde tendencias, etc. pero cuando llega la sesión de generación de ideas esainformación no se comparte y simplemente se idea de nuevo basado en opiniones.Esto no es una cosa de ciertas empresas o de España, esta falta de atención ala fase de inspiración es algo que sucede internacionalmente y que incluye acorporaciones de todos los tamaños.

 

Otroproblema que suele surgir a menudo es quelas organizaciones tienden a utilizar estudios antiguos en vez de hacer unanueva investigación. En un mundo como el de hoy, donde los comportamientosde las personas cambian tan rápidamente, surgen nuevas necesidades y tendenciastanto globalmente como en una industria completa, la información de hace un parde años, por ejemplo, puede no resultar de mucho valor en proyectos deinnovación.

 

Entonces,¿qué debemos hacer? Lo primero que tenemos que saber es que hay una grancantidad de métodos para inspirarse. Esimportante que busquemos diferentes fuentes de información para poder cubrirvarios aspectos del tema o problema que estamos tratando. Se puede llevar acabo tanto una investigación secundaria como primaria. Es importante considerar el valor que tienerecopilar información de primera mano. Poder incluir algo de etnografía,observación o entrevistas puede enriquecer la investigación para identificar insights. Todo este tipo de informaciónse conoce como Datos de Estimulación (Stimulus data) y su valor reside en el análisisde una gran cantidad de datos, lo que lleva a concentrar los insights y oportunidades más relevantespara el proyecto u organización. Estos estímulos pueden estar compuestospor imágenes, textos, diagramas, etc. acorde al tipo de información. Es por esoque son tan útiles durante una sesión de generación de ideas, donde losparticipantes necesitan empaparse de los aspectos más importantes de lainvestigación (sin tener que leerse 200 páginas o 20 Powerpoints) para poderinspirarse y poner la maquinaria en marcha. Los Estímulos también pueden ayudara recordar el objetivo de la sesión y el público objetivo al que se dirige,evitando una dispersión de ideas o de enfoque.

 

Hace veinte años el foco en todos los proyectos deinnovación, y más concretamente de desarrollo de nuevos productos, era elproceso en sí, loque llevó a las organizaciones a confiar tanto en el proceso que la creatividadde las soluciones descendió considerablemente. Investigadores tan importantescomo Dr. Kenneth B. Kahn, catedrático de Marketing y Vicedecano de la Escuelade Negocios de Virginia Commonwealth University, promulgan que hoy en día lo que impacta en el éxito deldesarrollo de una innovación es la calidad de la información que se aplica enel proceso, no el proceso en sí.

 

En resumen, una buena gestión de ideas debe estarbasada en una buena investigación y fase de inspiración que resulta en unaserie de insights y oportunidades de mercado bien definidas. De locontrario, corremos el riesgo de caer en clichés, opiniones y percepcionespropias dificultando entender realmente al consumidor/usuario/persona para laque estamos diseñando un producto/servicio/experiencia. Poder disponer de unabuena cantidad de información analizada que nos ayuda a identificar losinsights clave para nuestro proyecto representa una base muy robusta sobre laque poder llevar a cabo una ideación efectiva. Es hora de que este aspecto tancrítico y tan decisivo para la innovación no continúe siendo pasado por alto.

 

En nuestropróximo post hablaremos sobre el papel del facilitador en la gestión de ideas.  Si este o cualquiera de los artículosanteriores te han resultado interesantes, quieres profundizar en algún aspectoo simplemente quieres conocernos llámanos y nos tomamos un café.  

 

Marta Pérez
Consultant