La importancia de la gestión de ideas para el éxito empresarial (1 de 5)

¿Qué necesitan las empresas para liderar el mercado y desbancar a su competencia?
April 2016


En Lantern somos conscientes de la competitividad que existe hoy en día entre organizaciones. Una de las razones alas que se debe esto es la democratización de la información. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que hace 10, 20, 30 años las empresas se definían por la información que recibían como ventaja competitiva a la hora de desarrollar nuevos productos y servicios, es decir, para innovar. Sin embargo, con la llegada de internet y el big data,casi todas las empresas tienen acceso a los mismos informes. Por lo que el tiempo que esa información es exclusiva de una organización es muy corto como para aprovecharlo. Entonces, ¿qué necesitan las empresas para liderar el mercado y desbancar a su competencia? La respuesta es muy sencilla: buenas ideas.

Numerosos estudios, incluyendo los más prestigiosos como la revisión de best practices que lleva a cabo The Product Development & Management Association(PDMA) cada diez años, demuestran que la importancia de las ideas son el driver principal en innovación. En su estudio de 2009 recalcaron que en los próximos 10 años todas las empresas que quieran mantenerse a flote no podrán pasar sin tener un buen proceso de gestión de ideas. Vamos a dar un ejemplo, Mark Perry, profesor en la Universidad de Michigan, hizo un estudio sobre las empresas que formaron parte de la lista Fortune 500 entre 1959 y 2009 y descubrió que el 86% de las empresas de 1959 habían quebrado, se habían fusionado, habían sido privatizadas o habían salido de la lista. El motivo era una falta de innovación y de interés en comprometerse con una buena gestión de ideas y el esfuerzo que conlleva ejecutarlas y hacerlas realidad.  

Una segunda razón por la que amenudo se trunca la innovación, además del tema de la información que hemosvisto arriba, es la importancia que se le da a tener un proceso muy formal endesarrollo de nuevos productos. Muchas empresas confían tanto en el proceso quecreen que les va a dar todas las respuestas, pero no es así, el proceso es unaherramienta para que se generen, se evalúen, se seleccionen y se filtren lasideas, pero el proceso no da ideas por sí mismo. De hecho, uno de losprincipales problemas de los procesos demasiado restrictivos es que fomenta quese generen ideas muy alineadas con la estrategia de negocio de la empresa perosin pizca de creatividad e innovación. Es decir, ideas para innovación incrementalen lugar de innovación radical o disruptiva que active su pipeline de innovación.

En esta serie de posts os traemoslos principales aspectos a tener en cuenta para impulsar un buen proceso degestión de ideas.

1. La cultura de Innovación

El primer paso está centrado en la generación e implementación de una cultura de innovación en la empresa. Para ello se debe comenzar a trabajar en el ADN de la organización. Sin una estrategia o posicionamiento claro difícilmente se puede impulsar la innovación. En otras palabras, sino tienes una meta o un objetivo, ¿cómo puedes llegar a él? Para esto debes conocer bien a tu propia empresa. Por ejemplo, cuando se trata de innovación es importante determinar el tipo de estructura, objetivos, personas y equipos involucrados para gestionar y propulsar esa innovación, así como determinar qué es lo que funcionaría o no funcionaría. Una manera de facilitarlo es el desarrollo de un lenguaje común consistente a la hora de hablar de innovación, ideas, conceptos o diseño dentro de la corporación.

Una dificultad que nosotros a menudo encontramos en las organizaciones es el miedo al fracaso y que se externaliza de dos maneras: la primera se basa en una cautela casi peligrosa en la que se buscan ideas de innovación incremental para evitar asumir el riesgo de que el proyecto no salga como estaba esperado. De hecho,hay estudios que demuestran que las personas somos más conservadoras a la horade tomar decisiones cuando lo hacemos de manera individual mientras que tendemos a tomar mayores riesgos cuando llevamos a cabo una decisión de grupo.La segunda manera en la que se refleja el miedo al fracaso se centra en el“enamoramiento” que sufren las personas con las ideas que generan y que les hace ser tan parciales que no son capaces de evaluar objetivamente si la idea tiene potencial o solo se trata de un tema de orgullo.  Si tu idea se “mata” durante su desarrollos urge un sentimiento de frustración muy personal. Sin embargo, en una cultura de innovación la frustración tiene que ser un aspecto del pasado, que no se ejecute la idea que generaste (y que llegaste a considerar tu bebé) o haber tomado una decisión errónea no es un fracaso. Lo importante en este tipo de situaciones es que la cultura de innovación de la empresa fomente una dinámica fail fast, learn quick en la que si había debilidades en la idea se puedan identificar rápidamente y poder ser abordadas para que no lleguen al producto/servicio final.

Otro aspectodecisivo en la gestión de ideas ligada a una sólida cultura de innovación es elhecho de que la creatividad y las ideas no surgen solamente durante un brainstorming, ni son una tarea de unsolo departamento sino que debe ser el pan de cada día de la organización yconvertirse en el motor que hace funcionar las iniciativas estratégicas deinnovación. Empresas como Facebook han interiorizado tanto este aspecto en lacultura de innovación que cuando se le pregunta a Eric Berman, client partner, que quiénes forman su equipode innovación siempre dice: “todo el mundo en la empresa”.

La velocidad enla cultura de innovación también está estrechamente ligada al éxito de la implementaciónde idea. Sin embargo, no se trata de tener procesos rápidos sino de lacapacidad de los empleados de identificar ideas ganadoras y tomar las riendaspara hacerlas realidad. Para esto es muy útil el uso de pequeños proyectospiloto en los que se puede testar la idea en un target limitado para determinarsu potencial. Incluso las mejores ideas necesitan ser refinadas y desarrolladasy para ello la visión de los usuarios/consumidores/clientes es crucial. Ejecutarápido pero nunca subestimes el valor del feedback.

En cuanto al tipode habilidades o talentos que se deben desarrollar en una cultura deinnovación, el liderazgo es clave a la hora de tomar decisiones, comunicarideas claramente y ser capaz de involucrar a otras personas en un proyecto queles emocione. Aunque estamos acostumbrados a que las decisiones se toman en losmandos más altos de las empresas, es importante que la cultura de innovaciónfomente la capacidad de liderazgo y de lucha por las ideas a todos los niveles.De esta manera se pueden evaluar y filtrar las ideas en base a su calidad y aunos criterios establecidos y no a la opinión de los directivos.

En definitiva,una cultura de innovación cuyo centro neurálgico sea un buen proceso de gestiónde ideas debe considerar la personalidad de la organización, enseñar que noacertar siempre no es un fracaso, que la creatividad debe ser fomentadaconstantemente, que el liderazgo debe estar presente en todos los niveles y quelas ideas son el ADN de la innovación.

La segunda partede este artículo nos centraremos en los diferentes procesos y metodologías de gestiónde ideas así como los beneficios e implicaciones de usar estrategias de Open Innovation.

Si no podéisaguantar a la siguiente entrega y os apetece saber más sobre la gestión deideas y cómo podemos ayudarte en Lantern ponte en contacto, nos tomamos un caféy charlamos sobre ello.

Marta Pérez
Consultant