Top 5 Enero

September 2013

1. Innovación en packaging

Ya tenemos una solución para aprovechar al máximo nuestros productos líquidos y los no tan líquidos. LiquidGlide es un nuevo material impermeabilizante desarrollado por el MIT, que permite que los líquidos viscosos se deslicen evitando que queden restos en el fondo del recipiente.

Este material se compone de tres capas que varían ligeramente según el ingrediente que vayamos a introducir. De momento, hay disponibles alrededor de 50 variedades del material para diferentes productos. Además, sus materiales están aprobados por la FDA (Food & Drug Administration), lo que abre las puertas para su aplicación en diferentes sectores como la alimentación y el gran consumo.

Un ejemplo de innovación en packaging que sin duda dará que hablar en los próximos meses ya que, tal y como indican sus fabricantes, ayudará a que el porcentaje de contenido desaprovechado de los envases (entre el 7 y el 16%) disminuya considerablemente. No sabemos si las marcas de kétchup estarán del todo contentas y se atreverán a usar este nuevo material para sus próximos envases. 

2. Dulces y chocolates en 3d

Como llevamos observando en este último año, las impresoras 3D vienen pisando fuerte. Esta tendencia que se está globalizando poco a poco llega a un nuevo sector: el gastronómico. 3DSystems adquirió la start-up Sugar Lab, empresa junto con la que ha desarrollado un sistema de impresión 3D comestible, la Chefjet Pro.

Este modelo de impresoras, que se presentó recientemente en el CES 2014, la Feria de Tecnología de consumo de Las Vegas, estará a la venta este año por un “módico” precio entre 4000€ y 7.300€.

Este nuevo artefacto o artilugio, como lo llaman algunos, podría suponer un aliado para los maestros chocolateros o un rechazo para los que valoran el carácter artesanal de un buen postre o dulce.

La marca Barilla también se ha metido en el mundillo 3D desarrollando su propia impresora para pasta, siendo su principal objetivo la venta a restaurantes. No sabemos hasta qué punto estas máquinas resuelven un problema o necesidad del consumidor. Está por ver.

3. Las etiquetas electrónicas salen a la luz

Los que viajan mucho en avión saben que el embarque y la atención a bordo son dos momentos de la verdad determinantes en la experiencia de cliente. Por ello, hay aerolíneas que están probando una nueva manera de acortar tiempos de espera en ese primer contacto con la compañía: el famoso check-in.

La IATA (The International Air Transport Association) está estudiando la implantación de una etiqueta de equipaje con tecnología RFID estándar válida para todos los países y en diferentes frecuencias. El problema de su implantación por parte de las compañías aéreas es el coste.  De momento, British Airways se ha lanzado a la piscina. Sus etiquetas electrónicas podrán ser actualizadas con un smartphone y de esta manera ser reutilizables. Cuentan con dos pequeñas pantallas de tipo e-ink que muestran el destino y un código de barras con datos y detalles del vuelo. A través de una app de la compañía, los viajeros serán capaces de conectar su smartphone con la etiqueta e introducir automáticamente su destino utilizando la tecnología NFC.

Más cerca, encontramos a Iberia y su My Tag Bag, una nueva utilidad incluida en la nueva página web de Iberia, que permite a los pasajeros de los vuelos nacionales imprimir en sus casas la etiqueta del equipaje facturado al mismo tiempo que su tarjeta de embarque. De esta manera, ahorramos papel, tiempo y colas en el mostrador.

4. Soon by Axa banque

Siguiendo la estela de otros neobanks como Simple, Moven o GoBank, hablamos de Soon. Se trata de una plataforma financiera móvil respaldada por Axa Banque. Tras un periodo de testado del concepto con usuarios en 2013, acaba de lanzar este nuevo banco diseñado exclusivamente para smartphones.

¿Por qué Soon? Además de proporcionar una experiencia de usuario completamente diferente a la banca móvil tradicional, su simplicidad en el diseño y la facilidad de interacción son dos de sus fuertes. El hecho de que esté avalado por Axa Banque hace que Soon se nutra de los procesos de negocio existentes y las posibilidades de acceso a la amplia gama de productos que ofrece el banco.

Basta una simple foto para abrir una cuenta, que se formaliza al asociarla a una cuenta de ahorro y una tarjeta de crédito. A partir de ahí, Soon permite ver tus gastos previstos y los ingresos futuros para así aconsejar si se debería comprar o no. Sus gran ventaja es que no se limita a hacer un seguimiento de tus gastos pasados.

Como el resto de los neobanks, su target: los geeks tecnológicos, usuarios de smartphones y amantes de la inmediatez y del “aquí y ahora”.

5. Revolucionando el mundo del café

Félix y Hans son dos alemanes, fundadores de Bonaverde, una compañía que tiene como misión revolucionar el mundo del café a través de la creación de una máquina que no sólo triture y cuele el café, sino que sea capaz de tostarlo.

Esta idea, además, tiene como base un matiz social. Bonaverde vende, a través de su web,  granos de café verde sin procesar directamente de los agricultores a los consumidores. Se trata de reducir la cadena de producción del café que tomamos diariamente, evitando los 17 procesos por los que actualmente pasa el grano hasta llegar al consumidor. Bonaverde es un ejemplo de vuelta a los orígenes y a lo auténtico, así como a la desintermediación de marcas de café dentro del proceso haciéndolo más natural.

Nos encanta este proyecto y en cuanto podamos nos haremos con una para la oficina. Ya os contaremos.

Carmen Castillo
Consultant