El último informe de la OMS

Una visión desde la innovación
November 2015

Saltó la noticia y con ella miles de réplicas y contrarréplicas. “Qué barbaridad” decían unos, “hay que escuchar a los expertos” decían otros. Muchas opiniones y voces, que no siempre están bien informadas. La realidad es que el informe "Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada" alerta de que un consumo elevado de carne incrementa las posibilidades de contraer cáncer. Y para ello se basa en un conjunto de estudios científicos que lo atestiguan. Cada uno es muy libre de tomar más o menos en serio esta advertencia, que en ningún caso habla de dejar de comer carne. La realidad es que queramos o no, el consumo de carne, tal y como lo conocemos hoy en día, tiene que reducirse. Ya lo adelantábamos en nuestro estudio “The Food Revolution” de hace un año, en 2050 seremos más de 9 mil millones de habitantes en el planeta y la proteína animal será un recurso escaso. Además no deja de ser poco eficiente y bastante contaminante: las vacas son uno de los principales contribuyentes a la reducción de la capa de ozono. Pero más allá de los datos, lo realmente interesante es que informes como este no hacen sino profundizar y ampliar una tendencia creciente en la sociedad occidental. El consumo de carne, sobre todo roja, está cayendo. Bien sea por una mayor conciencia de la salud, bien sea por una intención de ayudar a la sostenibilidad del planeta, la verdad es que cada vez comemos más verduras y pescado y menos carne. Es verdad que crecen los vegetarianos y veganos, aunque todavía no suponen un grupo de consumo relevante, pero si el conjunto de consumidores que se denominan “Flexitarians” o “vegetarianos light”. Este grupo, formado por personas que sin ser completamente vegetarianos han adoptado una dieta baja en carne, está creciendo de manera importante en toda Europa principalmente. Lo hemos podido observar en nuestra visita a la última feria de Anuga, en Colonia. Pero también lo corroboran los datos que, por ejemplo, muestra Innova, donde se puede ver que el lanzamiento de productos sustitutivos de la carne están creciendo considerablemente.

carne

Muchos estaréis pensando en productos vendidos en herbolarios y tiendas Eco, pero la realidad es que están ya en los lineales de muchos supermercados. Como muestra, el nacimiento de las distintas variantes de quesos para hacer a la plancha que están surgiendo en Centroeuropa. Lidl ha lanzado con su marca Eridanous algunas variantes del queso griego halloumi que se sirve ya habitualmente a la plancha. Pero marcas como Hochland , también han lanzado al mercado sus quesos para el grill que tienen forma de salchicha. Curioso.

quesos

Otra cosa son las “carnes veganas” como las de Impossible Foods o Beyond Meat pero eso dará para hablar de ello más adelante.