El siguiente Airbnb (3 de 3)

Parte 3
May 2015

Parte 3: Servicios B2B 

En los artículos previos hemos hablado sobre cómo la economía colaborativa convierte al consumidor final en un colaborador para quién necesita alquilar productos o servicios no explotados a su plena capacidad por otras personas. También es importante destacar que esta tendencia empieza a influir en la manera en la que se relacionan las empresas.   Las empresas pioneras Airbnb y Uber, que ya tienen una cuota de mercado importante, están buscando nuevas rutas de crecer, moviéndose hacia el mercado de los viajes puramente de carácter laboral. A finales de 2014, las dos compañías anunciaron su alianza con Concur, una empresa que facilita la gestión de cuentas corporativas. A través de estas decisiones estratégicas, buscan atraer a profesionales que viajen mucho y prefieran alojarse en espacios más personales y cálidos que los hoteles. Por otro lado, existen nuevas empresas, sobretodo del mundo online, que están desafiando las relaciones B2B y están convirtiendo a sus clientes en empresas colaboradoras. La plataforma Cohealo, especializada en alquiler de equipamiento para hospitales, ha desarrollado un sistema online para que los hospitales en USA, alquilen equipos médicos de alta complejidad en horarios sin uso, a otros hospitales que no cuentan con el equipamiento necesario. La tecnología hospitalaria es muy cara y por esta razón muchos centros de salud, que no tienen la capacidad financiera suficiente para invertir en un portfolio de equipamiento extendido, tienen que trasladar a los enfermos a otros centros. Estas nuevas plataformas reciben el nombre OII (Online Innovation Intermediaries) y son cruciales en la nueva comunicación entre usuarios y organizaciones de Salud.

Cohealo-screenshot-1024x514

La tendencia está cambiando las relaciones entre empresas en diferentes sectores. La empresa holandesa Floow 2, por ejemplo, se define como el mercado de intercambio de business-to-business, donde empresas e instituciones pueden compartir equipo y conocimiento de habilidades de su personal. De esta manera, aquellos fabricantes que no tienen capacidad económica para invertir o no quieren en ese momento, pueden alquilar maquinas que no están siendo utilizadas en toda su capacidad, así como a los operarios. Los beneficios principales de la colaboración están relacionados con la generación de facturación adicional y el ahorro de costes. Además, según el fundador, Will Robben, es una solución sostenible, que deriva en la disminución del uso de recursos naturales.    

Floow2-B2B-marketplace

Para una empresa, da igual la industria que sea, sus activos son lo más importante y, lo más caro. Ampliando la idea de Floow2, la empresa The Asset facilita la compra, la venta o el alquiler de cualquier activo tangible o intangible de carácter empresarial como acciones, vehículos, propiedad intelectual, patentes, diseños, software, derechos de autor, base de datos, etc. Básicamente, cada empresa puede comprar cualquier tipo de activo que otra empresa esté dispuesto a vender o compartir. Aunque la plataforma todavía está en versión beta y su plan parece poco ambicioso, en mi opinión, pronto la economía colaborativa cambiará las relaciones entre las empresas. Hace 5 años, el público masivo todavía no estaba dispuesto a ofrecer su casa a desconocidos. Sin embargo,  debido a los cambios de pensamiento y costumbres del consumidor final, muchas empresas en diferentes sectores empezaban a emerger y ganar cuota de mercado. Por esta razón, en mi opinión, y debido a los grandes beneficios que suponen en la economía de los países, la siguiente ola de innovación de la economía colaborativa, estará en el mundo de B2B.

Eduardo Gómez
Consultant