El Diseño Centrado en las Personas aplicado a las ciudades

Hace poco salía publicado el ranking anual de The Economist sobre las ciudades donde se vive mejor del mundo y Melbourne encabezaba la lista por quinto año consecutivo.
September 2016

Hace poco salía publicado el ranking anual de The Economist sobre las ciudades donde se vive mejor del mundo y Melbourne encabezaba la lista por quinto año consecutivo. Por supuesto, ninguna ciudad española salía entre las 10 primeras. Pero está claro que estos rankings siempre generan algún tipo de controversia: ¿qué hace que en una ciudad se viva mejor que en otra? Supongo que más allá de indicadores medibles, que es lo que usa la revista, hay uno muy importante aunque más difícil de medir: cómo de feliz es la gente en esa ciudad. El estudio mide en términos generales la estabilidad y seguridad, el acceso a la sanidad, el entorno y la cultura, la educación y las infraestructuras. Todos factores más o menos medibles, pero, ¿cómo de contentos están los habitantes con su ciudad?

bhutan

No dejo de pensar en el famoso Índice de la Felicidad que aplica Bután como indicador de evolución del país donde utiliza indicadores como el uso del tiempo o la vitalidad de la comunidad. Algunos ayuntamientos están haciendo acercamientos para construir ciudades más humanas haciendo su gestión más participativa (“referendos”, aportaciones de ideas, etc.) pero pocas hacen el trabajo de observar y estudiar qué hace felices a sus ciudadanos. No se trata de hacer encuestas, se trata de ver cuáles son los puntos de dolor y de deleite del ciudadano. En Madrid, por ejemplo, una de las cosas que yo más valoro es lo abierta que es la ciudad, lo acogedoras que son las personas que viven aquí. En cambio el tráfico y la suciedad se están convirtiendo en un mal endémico. Por eso, ¿qué está haciendo el ayuntamiento para potenciar lo bueno y reducir lo malo? ¿Qué estrategia de diseño tiene para el futuro?

helsinki

Ciudades como Helsinki ya cuentan con un Chief Design Officer y con un plan para eliminar el tráfico de dentro de la ciudad como otras más. Los grandes gurús del emprendimiento siempre repiten el mismo mantra, think big: piensa en resolver grandes problemas. Y por ello, creo que las ciudades, cada vez más deberían aplicar el Diseño Centrado en las Personas para su gestión del día a día. Aprendamos de cómo están actuando las empresas más punteras y utilicemos las herramientas adecuadas para construir esa ciudad en la que sus ciudadanos queremos vivir.